Demasiada creatividad es un problema

Incluso crear, en exceso, es perjudicial

Foto por Austin Distel en Unsplash

En el último año he estado creando startups sin parar, a un ritmo más bien caótico. Tengo demasiadas ideas, muchas de ellas “buenas” y que merecen ser ejecutadas; otras que bien vale la pena dejarlas reposar un tiempo.

Últimamente he comenzado a tomar consciencia de que el multitasking no funciona, las personas más productivas son las que realizan una sola tarea a la vez. O un proyecto a la vez. De esta manera, demasiada creatividad no canalizada de forma adecuada, puede traer serios problemas.

Línea de tiempo

  1. Primero fundé CubaPod.
  2. Me asocié con un amigo y comencé a desarrollar FlowyCart, una plataforma de procesamiento de pagos para comercios electrónicos.
  3. Me asocié con Santi Merlo y fundé las bases de Liduco, una plataforma de educación online.
  4. Me plantié crear Distripod con Ernesto Acosta, no ha pasado de la idea.
  5. Creé Ofendiditos.club, a modo de proyecto de ocio. Ahora mismo está en mantenimiento.
  6. Lancé un medio de comunicación para apoyar emprendedores. Lo cerré al poco tiempo.
  7. Comencé a crear TelegramPost.xyz en vivo por YouTube, no pude seguirlo por asuntos de salud (demasiado trabajo me causó una crisis de dolores en la espalda + ansiedad).
  8. Quise migrar mi pódcast a un nuevo sitio web en LaMenteCreativa.xyz, desarrollé el frontend y me estanqué en el backend por querer hacerlo serverless.
  9. Lancé ForwarderBot, un bot de Telegram para reenviar mensajes de un grupo a un canal si cumple ciertas condiciones. Está creciendo muy bien y espero monetizarlo pronto.
  10. Renuncié un año después a FlowyCart, cuando el MVP se volvió inviable.
  11. Arranqué un MVP que verdaderamente lo es: modelo de negocio validado y desarrollado en poco tiempo. Lanzamos pronto y a facturar desde el primer día.

Errores básicos

  • No pensar y ejecutar mis startups como MVPs (productos mínimos viables), muchas veces me ha tomado demasiado tiempo ejecutar una idea y he tenido que cerrarla.
  • Comenzar una nueva startup cuando tengo otra en curso.
  • Buscar casi siempre un socio para arrancar, no siempre vale la pena. Muchas veces sí, pero no siempre.
  • Trabajar demasiado.
  • No aplicar la técnica Pomodoro más a menudo.
  • No aplicar el principio de Pareto más a menudo.
  • Comencé un proyecto sin fines de lucro, pero sin financiamiento. Luego tuve que pivotearlo y buscar fuentes de ingreso. Está siendo muy difícil sostenerlo.

Así pienso solucionarlo

Evidentemente, me metí en este lío yo solito, pero tengo un plan de acción para desenredar esta bola de pelo.

  • Organizar por prioridades los proyectos más urgentes, y llevarlos a lanzamiento.
  • Cerrar los que no valen la pena o perdieron momentum.
  • Aplicar sesiones de trabajo cortas -pero intensas- usando Pomodoro. Ya lo estoy haciendo.
  • Dormir más. Ya lo estoy haciendo.

Mi próximo objetivo es lograr 10K de ARR (ingreso anual recurrente) en mis startups, para lograr que sean sostenibles. La creatividad requiere financiamiento para poder expresarla, y los productos sus fuentes de ingreso para poder escalar.

En resumen, hay que seguir creando, pero con orden y no a lo loco. Incluso demasiada creatividad manejada de forma inadecuada, puede ser un problema.

Si te interesa saber más sobre cómo creo mis startups, conocer a las personas más trascendentales que voy encontrando, te invito a mi pódcast “La Mente Creativa”, a mi newsletter personal y a mi canal de Youtube.

Para estar en contacto más cercano, nos vemos en mi canal de Telegram, donde estoy creando startups en público. 🚀

Indie maker turning ideas into useful products. Software engineer, writer and podcaster. Building in public.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store